Entretenimiento

YellowJackets

Entre las series que salieron en el 2021 tal vez ninguna haya pasado más desapercibida que YellowJackets. O, por lo menos, ninguna con un potencial similar y un elenco con tanto peso. Para muchos televidentes, esta podría ser de las mejores series de los últimos años. Sin embargo, YellowJackets se asimila a una montaña rusa con su súbito ascenso al inicio, lleno de caos, emociones y misterios; y termina dejándonos un sinsabor con la caída que tiene en calidad al final. Pero a pesar de esto, es una serie que podríamos recomendar a los amantes del misterio y el suspenso, especialmente aquellos que quieran llenar el vacío dejado años atrás por series como Lost o Twin Peaks.

Empecemos entonces desde el inicio con YellowJackets, una serie que pareciese ser trivial, un poco más de “lo mismo” en televisión, y nos presenta un equipo de mujeres de futbol de un colegio norteamericano que viajarán a competir en un torneo prestigioso. Aquí conocemos a los personajes principales y secundarios, entendemos un poco el contexto y la era histórica en donde se llevará a cabo una parte del drama, y justo cuando pensamos que será una serie más del montón (otra más de drama colegial / de adolescencia) los escritores nos tiran un anzuelo para engancharnos y demostrarnos que hay más profundidad aquí de la que inicialmente pensábamos.

El accidente ocurrido en el primer capítulo, que deja al equipo de futbol varado en la mitad de un bosque salvaje canadiense, nos hace preguntarnos que tipo de serie esta se volverá: ¿suspenso?, ¿drama?, ¿miedo o terror? Mas que nada, YellowJackets nos empieza a dejar inquietudes y preguntas para motivarnos a continuar viéndola, con varios cabos sueltos que nos aumentan la curiosidad mientras intentamos entender quien es bueno y malo. Además, sus 3 líneas de tiempo (el equipo de futbol en el presente, años después del accidente, el equipo antes del accidente y el equipo durante el accidente) nos ayudan a hilar en nuestra imaginación que pudo haber ocurrido para que los personajes principales sean de la manera que son el día de hoy. Por ejemplo, en el segundo capítulo, Shauna, uno de los personajes principales, mata un conejo que ve en el jardín de su casa con sus propias manos, como si nada, y luego se lo alimenta a su familia sin que estos sepan. Y durante la cena, cuando estos le preguntan a ella que tipo de carne comían, ella sin sonrojarse les dice exactamente lo que hizo, y por supuesto no le creen que alguien fuese capaz de hacer semejante hazaña. Y sucesos similares siguen ocurriendo durante los siguientes capítulos, en un momento incluso haciéndonos pensar que, efectivamente, esta es una serie de miedo, con diferentes tramas que nos hacen imaginarnos mil diferentes escenarios de terror con respecto a lo sucedido durante la supervivencia del equipo en el bosque canadiense. No solo con Shauna, pero con otras de las actrices de reparto que tienen cada una sus propios misterios e historias de trasfondo escondidas (ni empecemos con el caso de Misty, cuya actriz se inspiró en un asesino en serie para retratar su personaje)

Y todo esto llega a su cúspide a mediados de la serie, cuando los misterios y las preguntas ya son demasiado intensos, y el suspenso que sentimos no nos deja despegarnos de la pantalla de televisión y queremos ver respuestas, queremos que se desenlace el complejo entramado y las teorías de conspiración que nos hemos formado en nuestras cabezas. Desafortunadamente, justo en este punto es cuando la serie comienza su lento declive para volverse, como pensábamos en algún momento inicial, “una más del montón”, y se vuelve ya demasiado de drama de adolescentes, de amores y corazones rotos, peleas, secretos y chismes escondidos. Es aún más decepcionante dicho declive puesto que aquellos misterios y preguntas que la serie nos había dado al inicio resultan tener respuestas simples y facilistas (en su mayoría), como si el tiempo no les hubiese alcanzado a los escritores para realmente desentramar todo lo que nos habían prometido. Y por ello nos preguntamos al final, ¿era necesario esta fiesta adolescente?, ¿no hubiera sido mejor mostrarnos que sucedió con la muerte de tal personaje o el misterio de tal otro?

A pesar de no lograr un final de temporada exitoso, YellowJackets nos deja con la esperanza de que la segunda temporada pueda enfocarse más en contarnos la historia de lo sucedido luego del accidente aéreo, cuando el grupo de futbol de mujeres queda a la deriva en mitad de la nada en Canadá. El impulso que tenía la serie desde el inicio lo pierde al final cuando se desvía de la trama principal y se adentra más en los problemas sentimentales de sus personajes. Aunque intenta recuperarlo antes del cierre, no logra tener el tiempo adecuado para explicarlo todo, y es por ello por lo que pensamos que todavía hay cabida para que en la segunda temporada aquellas preguntas que quedaron abiertas puedan ser tratadas detenidamente, sin abalanzarse por resolverlas como sucedió en varias ocasiones de la primera temporada.

YellowJackets- Paramount+

Rating Tecnocracia - 70%

70%

A pesar de sus falencias, recomendamos YellowJackets como una serie entretenida, en especial para los amantes del suspenso y de series similares a Lost y libros como Lord of the Flies (de donde la serie toma inspiración).

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba