Entretenimiento

Ted Lasso

En cualquier año diferente al 2020, una serie como “Ted Lasso” pasaría completamente desapercibida por todos excepto los más arduos fanáticos de Apple (dispuestos a ser los beta-testers del nuevo servicio de streaming, Apple TV+). Sin embargo, y por todo lo sucedido durante este año, Ted Lasso podría ser la ejemplificación de una serie hecha para olvidarnos de un 2020 angustioso, trágico y dramático. Esta serie, que nos habla de la contratación de un técnico de fútbol americano (de un equipo universitario) para dirigir a un equipo de la Premier League de Inglaterra raya en lo absurdo e imposible, pero los directores hacen que, sublimemente, nos olvidemos de dichas aparentes incongruencias y nos enfoquemos rápidamente en los personajes que rodean la serie.

Empezando por su personaje principal, protagonizado por Jason Sudeikis (We’re the Millers, Saturday Night Live) como Ted Lasso, vemos una faceta ingenua, “carefree” e inocente que muchos entenderán como símbolo de debilidad o estupidez. Su manera de hablar y enfrentar problemas hará que, al principio, la audiencia no logre entender por qué ellos deberían apoyar a este personaje aparentemente tan poco preparado. Pero a medida que la serie avanza, logramos ver a Lasso como una persona humilde, noble y con más preparación de lo que imaginábamos. Si, es verdad que la serie se encajona más sobre el lado cliché de estas características de humildad y nobleza, pero en un año como el 2020, ¿le importará a alguien que un personaje como Lasso haya sido construido para brindarnos momentos de esperanza?

El resto del elenco también llena roles estereotípicos, siendo utilizados por los directores como fichajes en la trama de esperanza que esta serie quiere transmitir. Algunos actores serán más reconocidos que otros, como la jefa, Rebecca, protagonizada por Hannah Waddingham (Juego de Tronos) y su asistente Higgins, protagonizado por Jeremy Swift (Downtown Abbey). Y es aquí, creo, en donde surge la mayor ruptura de talento claramente notable, pues varios de los actores (especialmente los futbolistas principales) sencillamente no parecen dar la talla para la serie y terminan sacándonos de la inmersión, producto del propio forcejeo que tienen al enfrentarse a sus roles. Sin embargo, también hay varias sorpresas entre los actores, y Ted Lasso termina dándonos una historia que es simple y se siente bien. Y en un 2020 en donde empezamos con incendios y por poco terminamos con la continuación de un presidente incendiario, ver esta serie podría ser considerado una escapatoria esperanzadora. 

Si hay algo que definitivamente sí le podemos dar con total éxito a Ted Lasso es que, a pesar de los estereotipos y clichés, milagrosamente logra no caer en lo [muy] pronosticable. El final de temporada, por ejemplo, es inesperado; y en varias ocasiones la serie permite que las tramas se desenlacen como deberían, en vez de forzarlas a un resultado más exitoso solamente para darle satisfacción a su audiencia. Aunque esta no sea una serie que entrará a ninguna lista histórica por sus valores de producción, cinematografía o historia, sí es una serie que logrará entretener a quienes realmente le abran espacio a verla; y termina siendo entretenimiento fácil que seguro le traerá felicidad a quienes en vez de juzgar sus falencias simplemente la vean por lo que es: televisión hecha con el objetivo de descansar los ánimos. En pocas palabras, talvez justo lo que todos necesitamos en un 2020 cargado de emociones.


 Ted Lasso – Apple TV+

Rating Tecnocracia - 65%

65%

Ted Lasso podría ser la ejemplificación de una serie hecha para olvidarnos de un 2020 angustioso, trágico y dramático.

User Rating: Be the first one !
Fuente
Apple TV+
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba