Entretenimiento

The Morning Show

Es difícil sentarse a realizar una reseña de una serie televisiva como The Morning Show (TMS de aquí en adelante) por la alta sensibilidad que su temática principal aborda. Intentar adentrarse en el contexto del movimiento #MeToo (algo que la serie logra hacer hasta cierto punto) es complejo, y escribir una reseña de la serie sin haber vivido o estado en posiciones similares hará que la opinión de la serie sea, por obvias razones, exponencialmente diferente a lo que sería la opinión de una persona (y una mujer) que si haya tenido que pasar por situaciones similares.  

Dicho esto, y hablando desde mi perspectiva, considero que TMS hace un gran trabajo de visibilizar más el #MeToo movement y las dinámicas laborales que existen desde antes que dicho movimiento tomara la visibilidad que tiene hoy en día. Seguramente muchas personas pensaran que TMS solo intenta sacarle provecho al movimiento #MeToo para adquirir una audiencia, pero creo que en cualquier caso, y sin importar la intención de los creadores de la serie, logra por lo menos dar más visibilidad e importancia al movimiento, y tal vez logra dar coraje a personas que luego de ver TMS se animan a denunciar abusos similares en sus propios ambientes laborales.  

Ahora bien, no creo que TMS sea un show perfecto ni tampoco que esté a los niveles de lo mejor que sacan gigantes como HBO, pero sí creo que es un abrebocas del potencial que Apple TV+ nos puede traer, creando series originales que sobrepasan a las de plataformas como Netflix y otros servicios de streaming. No entiendo entonces el porqué de las reseñas iniciales en diferentes lugares, muy negativas, de esta serie televisiva, llamándola tediosa o sin sentido, sabiendo que es apenas un inicio de lo que vendrá no solo para TMS, sino para toda la plataforma de Apple TV+. Además, por lo menos desde mi perspectiva en Colombia, pocas series que he visto nacionales e internacionales abordan el tema alrededor del movimiento #MeToo como lo hace TMS.  

Adicionalmente, es una grata sorpresa ver los papeles de los diferentes personajes en la serie, especialmente el de las dos protagonistas titulares: Jennifer Aniston y Reese Witherspoon. Siendo sincero, jamás había visto una película o serie con Aniston en donde ella representará un papel profundo o impactante, y la ataba a sus roles en Friends, We’re The Millers, etc. Antes de ver TMS, nunca hubiera podido imaginar a Aniston en papeles diferentes a los que usualmente hacía: aquellos de la chica disparatada, chévere y divertida que no se tomaba la vida muy en serio. Definitivamente no puedo decir lo mismo después de verla en TMS, y me pregunto si tal vez hubiéramos podido deleitarnos de su capacidad como actriz mucho antes si tan solo le hubieran proporcionado los roles adecuados para explotar su capacidad al máximo. Lo mismo me sucedió, aunque en menor medida, al ver a Witherspoon en esta serie. Aunque la ataba a producciones como Legally Blonde y roles similares a los de Aniston, también la había observado en películas como Mud, así que, por lo menos en mi caso, si la había visto interpretando papeles de mayor complejidad. Dato curioso: Witherspoon protagonizó la hermana menor de Aniston en la serie de Friends.   

También me pareció interesante ver la posición que los creadores de TMS tomaron para mostrar el lado del denunciado, en este caso Steve Carrell. Leí varias críticas hablando de por qué TMS nos dejaba ver su duelo y aparente arrepentimiento, como si quisiera hacernos sentir empatía por él y su situación. Pero creo que esto es precisamente lo que los creadores querían: que nos cuestionáramos (por lo menos al inicio) si él es culpable y sintiéramos pesar por él, para luego mostrarnos que su arrepentimiento tan solo vino por las consecuencias de perder su carrera, más no por pensar que había hecho algo indebido.  

Por último, aunque el final de TMS se siente afanado, como intentando mandar un mensaje contundente de las consecuencias de la temática alrededor del #MeToo movement, la suma de las partes que componen esta serie hacen que sea fácil recomendarla. Excelentes actuaciones de Aniston, Witherspoon y Billy Crudup (de quien no hablamos, pero podría ameritar un artículo completo hablando de su rol), se suman a una premisa interesante que nos muestra el detrás de escenas de Nueva York el negocio de televisión. Ahora, a esperar la segunda temporada, y rezar por que no intenten alargar esta serie más de lo necesario, tornándola tal vez en lo mismo que intenta en parte criticar. 


The Morning Show – Apple TV+

Rating Tecnocracia - 85%

85%

The Morning Show es un abrebocas del potencial que AppleTV+ puede llegar a tener, y también una muestra del inmenso talento (tal vez desperdiciado en el pasado) de sus dos protagonistas principales, Jennifer Aniston y Reese Witherspoon

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba