Artículos

Android vs. iOS: ¿Cuál es mejor?

La respuesta a la pregunta ¿Cual es mejor Android o iOS? no es simple, ya que es una respuesta que ha evolucionado durante los años. 

El Origen: 2008-2013

En la primera era iOS, el sistema operativo era bastante simple, se decía que simplemente funciona (“it just works”) pero tenía muchas limitaciones. Tanto así que la comunidad de “jailbreaking” o de desbloquear el celular para instalar aplicaciones de afuera del App Store era bastante popular. En estas tiendas (ej. Cydia) encontrabas no solamente aplicaciones típicas de iOS, pero también aplicaciones que modificaban el funcionamiento del sistema operativo. Muchas de estas aplicaciones estaban inspiradas en Android, y era el mecanismo disponible para agregar funcionalidad a los celulares de Apple. 

Pero durante esta primera era de iOS, Apple tenía un diferenciador que lo ponía por encima de Android, la calidad de sus dispositivos. Apple como sabemos fue el pionero del mercado de los celulares inteligentes (smartphones), y esto le dio varios años de ventajas sobre los otros fabricantes de teléfonos móviles. Los iPhones sobresalían por la resolución y sensibilidad de su pantalla retina, por la calidad de sus fotos, la velocidad de su detector de huellas, y su construcción. Entonces, aunque estos iPhones tenían un sistema operativo limitado, cuando se consideraba el paquete completo, en estos primeros años de la industria Apple tuvo una posición privilegiada. De hecho, en estos años la conversación no era tanto de Android vs. iOS pero de Blackberry vs. iPhone, y esta era fue el principio del fin de Blackberry.

Blackberry vs. iPhone

El Emparejamiento del hardware: 2014-2017

Luego del iPhone 5 y 5s, empezamos a ver como Apple dejó de ser un líder de innovación en celulares, y otras compañías, como Samsung, fueron las que empezaron a marcar tendencias. En esta época vimos fabricantes Android empezar a introducir celulares con un factor forma más grande, celulares con múltiples cámaras, celulares con una pantalla de alta resolución que cubre gran parte de la cara frontal del celular. 

La lenta adopción de Apple de estos nuevos aspectos de hardware de los smartphones, le dio una oportunidad a los dispositivos de Android de cerrar gran parte de la brecha que existía. Celulares como el Samsung Galaxy S6 Edge, Google Pixel, HTC M9, demostraban claramente que aquella superioridad de hardware era algo del pasado. 

En estos años lo que aún beneficiaba a Apple eran algunos aspectos de iOS. Uno de estos era el ecosistema de aplicaciones. El App Store de Apple ofrecía a los desarrolladores un grupo de clientes más atractivos que los usuarios Android, y esto se ve reflejado en la calidad de las aplicaciones. Además de este factor, el desarrollo de aplicaciones para un solo tipo de dispositivo hacía que el desarrollo fuera más simple para iOS. Un claro ejemplo de esto era Snapchat que por mucho tiempo utilizó capturas de pantalla en Android en vez de utilizar el archivo de imagen de las fotos que tomaban los dispositivos.

El segundo factor que diferenciaba a iOS era la seguridad de su sistema operativo. El ecosistema cerrado, y la poca flexibilidad que ofrece iOS le permitía tener una gran ventaja sobre Android en este sentido. Esto fue evidente en el 2016 en el caso en el que FBI tardó meses o años peleando con Apple para tratar de desbloquear un celular. 

Además de estos dos diferenciadores, Apple durante estos años ofreció más herramientas a los desarrolladores, e integró al sistema operativo muchas de las funcionalidades que los usuarios utilizaban a través de Jailbreaks o apps de terceros (famosamente conocido como “Sherlocking”). Por lo que una de sus grandes carencias en la primera era de iOS fue mitigada; esto se reflejó claramente en la caída de popularidad del jailbreaking de iPhones. 

Google Trend de Jailbreaking

La homogeneidad con Android 10: 2018 – Presente

En los años recientes estos diferenciadores que tenía Apple han desaparecido casi que por completo. Con la rápida evolución del mercado Android, y con la versión 9 de Android, la cantidad y la calidad de aplicaciones disponibles en el Google Playstore mejoraron. En esta etapa del mercado de smartphones, la gran mayoría de aplicaciones importantes tenían versiones para iOS y Android, con una calidad similar. 

Pero la actualización de Android 10, fue el bastón que puso la seguridad de los sistemas operativos móviles casi que en paridad. Con esta versión de Android, Google dividió el sistema operativo en varios fragmentos lo cual le permite actualizarlo directamente a través del Playstore sin tener que esperar actualizaciones de los fabricantes. Además han actualizado el esquema de validación de aplicaciones en el Playstore para asegurarse que las apps que descarguen los usuarios no han sido modificadas. Finalmente, hicieron movidas para proteger los datos de los usuarios poniendo límites, o controles para que las aplicaciones tengan que pedir permiso para acceder a tu localización, y a archivos en las memorias externas. Por otra parte, la seguridad de iOS no ha mejorado a la misma velocidad que en Android. Hoy en día las compañías que compran vulnerabilidades están pagando montos similares por Android o iOS, y además esas historias como la del 2016 en donde el FBI le rogó, le peleó a Apple por ayuda para desbloquear un celular son algo del pasado

Entonces, si nos preguntamos hoy en día cuál sistema operativo es el mejor, gran parte de los argumentos utilizados en el pasado no son aplicables. Hoy estas diferencias se limitan a dos aspectos: Ecosistema vs. Flexibilidad. 

Ecosistema vs. Flexibilidad

Si nos ponemos a analizar celulares Android con sistema operativo Android 10, podemos encontrar un sin fin número de dispositivos que son superiores o están al mismo nivel de los iPhones en muchas características. Los Samsung Galaxy S20 tienen 4-5 cámaras que toman fotos increíbles, tienen pantalla de alta resolución o refresco de 120hz, baterías grandes, y construcción de alta calidad. Los OnePlus, y Pocophone te ofrecen características top por un precio bajo. Los Google Pixel te ofrecen las mejores fotos del mercado, actualizaciones de sistema operativo a largo plazo, e innovación en software con funcionalidades que no encontrarás en otras partes. Las características en donde aún sobresalen los celulares de Apple son en su capacidad de procesamiento, calidad de grabación de vídeos, actualizaciones a su sistema operativo, y en la conservación de valor de los dispositivos.

El valor del iPhone, o sus factores distintivos vienen a sobresalir especialmente cuando se considera el ecosistema de Apple. Si vas a tener el iPhone en conjunto con un iPad, o un Apple Watch, o un Mac, o los AirPods, la suma de este conjunto es mejor que la suma de las mismas partes en el mundo Android (aunque esta brecha se ha empezado a cerrar con dispositivos como los Pixel Buds). Apple al controlar tantos aspectos del ecosistema puede brindar a sus usuarios una experiencia más continua y fluida. Esto lo vemos evidenciado en funcionalidades como poder tener sincronización de aplicaciones y archivos en todos los dispositivos, poder copiar y pegar de un dispositivo a otro, abrir la aplicación activa en otro dispositivo, cambiar el dispositivo activo de los audífonos AirPods de manera rápida, entre otras.

Pero este valor agregado que Apple ofrece en su ecosistema tiene un costo alto. Al depender de varios dispositivos de la misma compañía, y que su valor agregado depende de tener más de uno de ellos, significa que si en un futuro deseas salirte del ecosistema es más costoso. Si cambias tu Mac por un laptop Windows, el iPhone sigue siendo bueno, pero puede que en esa nueva combinación un Android hubiera sido una mejor elección. Al final esto nos lleva a uno de los factores distintivos que ofrece Android su flexibilidad. 

La flexibilidad en el mundo Android es alta; si este año Samsung sale al mercado con un celular revolucionario, pero al siguiente año quieres cambiar, el costo de salir de ese dispositivo no es tan alto. Pero este no es el único tipo de flexibilidad que ofrece Android. Al ser un sistema operativo abierto, significa que como usuario tienes muchas más posibilidades de uso del celular. A este celular le puedes instalar aplicaciones que no estén disponibles en la tienda de Google (eso sí esto viene con un riesgo de seguridad adicional). A los celulares Android también los puedes personalizar a un nivel más alto que los celulares iOS con el uso de widgets, launchers, entre otros. 

Al final, iOS o los iPhones son los mejores celulares para aquellas personas que quieran tener una experiencia “simple” con sus dispositivo móvil (como cuando un tío/tía te pide ayuda con su celular), para personas que valoren la calidad grabación de vídeos (aspirantes a Youtubers), y para aquellas personas que estén considerando tener más de un dispositivo de Apple. Para todas las otras personas Android ofrece un nivel mayor de flexibilidad, por lo que vas a poder encontrar un dispositivo que se acople más a tus necesidades. 

Etiquetas
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar